"Pandemonio, es una ciudad en la que deambulan Las Voces y en la que se aguarda eternamente al huésped, sea digno o indigno, sea bueno o malo. En su interior apretujados caídos revolotean en una sola carne, dispuestos a saltar al primer navío disponible, como una fuga de agua caliente.
Solo tendrás un segundo para decidir: Leer el Manual de la Naturaleza Doble, y dar la vida; o ser otro para siempre" El capitánTulik; José R. García.

miércoles, agosto 12, 2009

Cap 4. Resolución

Una lluvia de nieve azulada comenzó a caer y arremolinarse bajo sus pies. El grito de la noche era solo eso, desde hacía mucho que solo era una fantasmagórica palabra. Ni día ni noche, ni atardeceres, ni crepúsculos, ni ser vivo o máquina que reaccionara ante un espectro.

Nicolai veía aquellos copos azules con sumo interés, copos que cuando impactaban contra algo sólido se convertían en fina escarcha...

Su cuerpo todo con un aura de escarcha azul, él y la superficie brillaban, porque el azul era notablemente resplandeciente. Una sonrisa se dibujó y se sorprendió a sí misma sonriendo; sin embargo luego de un instante, Nicolai tuvo la extraña sensación de devorar como se devora un ser a sí mismo, aquel desorientado sentimiento.

El horizonte brillante.. un espeso polvo azulado, inrespirable, hostil. La Capital, en la que aún se encontraba, no era lo que solía ser, y el mundo, y el universo, había dejado su antiguo comportamiento. Solo Nicolai lo atestiguaba; sin Nicolai para darle un sentido, la realidad no sería; Nicolai era el último garante, pero no servía de nada... un garante necesita de personas a las que mostrar lo que está justificando como realidad, ahora una vasenica de oro vacía era observada sobre un suelo plomizo, pero al mismo tiempo, era una observación estúpida.

Un viaje, La Capital ya no lo atraía; ahora viviría para él mismo. Esto era lo más cercano a una liberación completa, totalmente diferente a lo que la escuela y la religión nos dictaba al oído. El Adicional le brindaba una resolución anómala.

Sus piernas vibraron de energía. Los sentimientos volvieron y el fuego y el hielo de sus ojos expesaron su fuerza demoníaca.

3 comentarios:

HildFeim dijo...

buen texto. una mirada al futuro bastante extraña

franchezca_92 dijo...

bueno jose no soy buena escribiendo ppoemas pero me encanta como los creas.pues si sigues asi vas aaa llegar muy lejos a y si eres de esas personas conocidas de la tele nunca te olvides de mi ahh!!!! jajaja me gusta tu portal chvr

José Ricardo García Corcuera dijo...

Bien!!!! jejejeje. Gracias por tu comentario Franchesca, y bueno... ojalá salga en programas buenos !